EDIFICIO DE OFICINAS Y GASOLINERA, BARCELONA
SACI / 1992-1995
Barcelona
Se trata de un edificio de oficinas en alquiler y una gasolinera. Desde el punto de vista del contexto urbano se debe completar la manzana definida por las calles Almogàvares, Meridiana y Cerdeña con dos piezas que permitan edificabilidades diferentes y la interrupción del volumen construido en la esquina, donde se sitúa la gasolinera.

La construcción de una cubierta resistente al fuego permite que la fachada gire evitando el tratamiento de los laterales como paramentos ciegos. De ahí que se haya podido utilizar un sistema prefabricado de paneles de acero para todos los planos de la fachada, de  manera que el conjunto quede ordenado compensando así las  irregularidades debidas a las diferentes alturas edificables en cada una de las calles. 

Dado que todas las fachadas tienen orientación con predominio norte, el aislamiento de los paneles y el tratamiento de los vidrios son suficientes como protección solar. Teniendo en cuenta la óptima sostenibilidad del proyecto, algo que es habitual en nuestro trabajo, hemos considerado que en este caso la solución de muro cortina es compatible con la posibilidad de aperturas practicables que incidan en la mejora de la calidad del ambiente interior, y en un mejor rendimiento energético del edificio.